Un estudio con participación de investigadores de Lleida demuestra la vinculación entre los microbios intestinales y la memoria reciente

El descubrimiento abre la vía al desarrollo de dietas individualizadas para mejorar la memoria

El tipo de bacterias que hay en el intestino, el que se denomina microbiota intestinal, tiene relación con la memoria reciente. Esta es la conclusión de un estudio hecho por investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Girona (IDIBGI), del Laboratorio de Neurofarmacologia de la Universitat Pompeu Fabra y del Instituto de Investigación Biomédica de Lleida (IRBLleida).  El estudio se ha publicado en la revista Cell Metabolism.

El estudio tiene como título "Obesity Impairs short-term and working memory through gut microbiota metabolism of aromatic amino acids" (La obesidad afecta la memoria de trabajo y a corto plazo a través del metabolismo de los aminoácidos aromáticos inducido por la *microbiota intestinal) y ha participado un total de 130 sujetos, entre obesos y no obesos. A todos ellos se los ha analizado diferentes metabolitos a plasma además de la microbiota intestinal. También se los han administrado diferentes macetas cognitivas, así como mesurado el volumen de determinadas áreas cerebrales implicadas en la memoria (el hipocampo y la corteza prefrontal) a través de resonancia magnética.

Los análisis metabólicos se han realizado en el IRBLleida y el estudio ha contado con la participación de los investigadores e investigadoras del IRBLleida, Reinald Pamplona, Joaquim Sol, Mariona Jové i Manuel Portero-Otin del Grupo de Fisiopatología Metabólica.

En el estudio, además de los investigadores gerundenses liderados por el doctor José-Manuel Fernández- Real, Catedrático de Medicina de la Universitat de Girona, jefe del Grupo de Nutrición, Eumetabolisme y Salud del IDIBGI, jefa de sección de Endocrinología del Hospital Universitario de Girona Josep Trueta e investigador del CIBEROBN, han colaborado principalmente profesionales de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, Universitat de València. Fundación FISABIO y CIBEResp.

A la circulación sanguínea se encuentra el triptófano en condiciones normales, un aminoácido aromático que resulta capital para la "síntesis" de neurotransmisors. Se encontró que las personas con obesidad mórbida que tenían menos memoria reciente también tenían menos triptófano circulante. Por otro lado, la producción de algunas vitaminas depende de las bacterias de la *microbiota. Las personas con obesidad tenían determinados bacterias que *metabolitzaven la vitamina B1 en paralelo a la disminución de memoria inmediata y reciente. En cuanto al hipocampo, ya se sabe que su medida está relacionada con la memoria del individuo: se observó que las personas con obesidad tenían un volumen del hipocampo más pequeño. De forma muy interesante se comprobó que la medida del hipocampo también se asociaba a la presencia de determinados bacterias de la microbiota intestinal.

Posteriormente, se hicieron ensayos con ratones, los cuales recibieron un trasplante de microbiota fecal de los pacientes para valorar como afecta la presencia de ciertas bacterias intestinales a la memoria reciente de los roedores. El resultado fue contundente y se evidenció que el transplante de bacterias presentes a pacientes con obesidad mórbida hicieron disminuir la puntuación de memoria de los ratones. Dado que la dieta habitual de los sujetos se asoció a la presencia de determinados bacterias intestinales, todos estos resultados abren la puerta al desarrollo de dietas individualizadas que científicamente puedan mejorar el rendimiento cognitivo y la memoria.

Texto: Comunicación IDIBGI y IRBLleida

La investigación ha contado con los investigadores e investigadoras de IRBLleida, Reinald Pamplona, Joaquim Sol, Mariona Jové i Manuel Portero-Otin del Grupo de Fisiopatología Metabólica